About

_MG_9218.jpgMi nombre es Gina, tengo 44 años y soy una apasionada de la cocina, Lic. en Comunicación Organizacional de profesión pero Mama, Esposa, Cocinera, Ama de Casa con todos los sombreros que esto implica por vocación, Casada, con dos hijas.

Creci rodeada de Sabores y Olores, entre mis recuerdos mas preciados:

Fui criada bajo la supervision de  mi abuela Berta ella horneaba y decoraba pasteles para fiestas, pero jamas me dejaron entrar a la sala-comedor porque era su lugar de trabajo lo que estaba ahí de ninguna manera se podía tocar. Sin embargo la cocina era otra cosa,  sus nueces garampinadas son las mejores que he probado en este mundo, el proceso empezaba desde recoger la nuez de los dos grandes nogales en su patio, pelarla y entregársela completamente limpia, lastima que para cuando a mi me entro el amor por la cocina ya ella empezaba a perder sus recuerdos y no pude rescatar su receta, la que si pude rescatar fue su capirotada y las calabacitas con puerco y elote, esas si las recordó un día que le dije me ayudas?

La tía Estelita, es mi tia abuela, casada con un hermano de mi abuelo Hernando, llegar a su casa era parada oficial cada vez que viajabamos al rancho de mi abuelo o a Eagle Pass, nunca sabia cuando vamos a llegar pero en su estufa siempre había frijoles de olla recién hechos, en esa casa a la hora que llegáramos había comida, sus tortillas de harina y sus frijoles de olla, hacían que su casa oliera a hogar.

Y que hablar de los Zertuche ahí no hay por donde escoger hombres y mujeres todos entraban al quite, cada mes se juntaba mi abuelo con todos sus primos y de toda la descendencia no hay nadie de apellido Zertuche que no sepa cocinar.

Tendría yo unos 4 o 6 años, cuando jugando con una de mis amigas entramos corriendo desbandadas a su casa,  pasamos por la cocina y ahí estaba su mama a quien con muchísimo cariño llamo tia Evis, cuando nos para en seco “caminando niñas que me voy a quemar”, la casa estaba impregnada a un olor completamente nuevo para mi, y cuando le pregunte que haces tía? me contesto mermelada de Membrillo, Membrillo? conteste, que es eso? y me da un pedazo fresco a probar, y ese día descubrí que en casa se puede hacer todo lo que nos llevamos a la boca.

Y así podría contarles muchísimas experiencias y recuerdos de infancia y juventud que tengo, sin embargo nunca me puse a pelar mas que nueces, entonces el día que me case llegue cocinando cuatro platillos. Pollo a la plancha, Arroz, Cortadillo y un pésimo Tiramisu… Durante mis primeros dos años de casada, embarazada y entre que me sentía mal y vomitaba solo de oler cualquier comida, mi marido fue considerado y se comía lo poco que hiciera, al fin y al cabo ya era ventaja que lo hubiera cocinado con una pañoleta amarrada en la cara para no oler nada. Después de que nació mi segunda hija, llego a la mesa a la hora de la cena y le sirvo mi tremendo Cortadillo con Arroz, y volteo muy serio “Mi amor te queda riquísimo el cortadillo pero no podrías variarle mas al menú”. En ese momento le retire el plato y le puse un sandwich enfrente, un sandwich de una rebanada de pan, jamón, queso, mayonesa y di que te fue bien…. Ese día he llorado como loca por la noche no se si todavía me encontraba en la depresión post parto o solo me dio sentimiento, al otro día me levante temprano y me pare enfrente del refrigerador diciendo y ahora que hago???? Recordé que mi mama me había regalado cuando me case y me fui de su casa un recetario escrito por una amiga de ella Herlinda Gutierrez de Chapa que se llama de mi cocina 135  Menus para toda ocasión… Recetario que fue mi salvación y ha sido mi recetario de cabecera por 17 años, tome el recetario en las manos lei el primer Menu y apunte los ingredientes, me fui al super y en la noche la comida fue Pollo a la Cazadora, Polenta con salsa de champiñones y Postre de manzana con avena, de ahí me seguí haciendo cada menu al pie de la letra y por 135 días no repetir un platillo, y para el mes ya había encontrado mi sazón, y había conocido especias que no había probado.

Como se imaginaran después de haber seguido este recetario competo ya no había para atrás, siempre trato de encontrar una receta nueva, un plato rico y bonito que servirle a mi familia diariamente, los platos que encontraran aquí es lo que preparo para mi familia de diario, y para ocasiones especiales, es mi diario vivir, lo que nos gusta comer y sobretodo la herencia que dejare a mis hijas el día que no este.